Libres es una película-documental estructurada en 3 partes temáticas: Camino, Verdad y Vida. Busca acercar una realidad desconocida para muchos: la experiencia de hombres y mujeres que deciden optar por la vida contemplativa. Abandonándolo todo, su renuncia es la búsqueda de una libertad más honda 

A través de fragmentos de entrevistas, nos va mostrando cómo es la vida en un monasterio y sobre todo desde dónde y por qué alguien puede encontrar sentido a una vida así 

En el documental han participado 12 monasterios que se han sumado a esta iniciativa, con el apoyo de la Fundación De Clausura. 

POR QUÉ VER ESTA PELÍCULA:

Plantea un viaje al interior de cada uno de nosotros. Escuchando a quienes participan en este documental, podemos sentirnos invitados a volver sobre cuestiones esenciales: ¿Por qué y para qué vivo? ¿Cómo afrontar realidades tan humanas como el sufrimiento y la muerte?

Por su excelente fotografía y banda sonora puestas al servicio de mostrar al mundo cómo gestos sencillos y cotidianos pueden estar habitados por Dios

Por llevar a la gran pantalla el intento de explicar, de forma accesible a todos,  la llamada al recogimiento y la oración propias de la vocación monástica. Por plasmar de manera tan acertada experiencias difíciles de mostrar en una película como son: la quietud, la introspección, el silencio o la contemplación

UNA ESCENA EN LA QUE PROFUNDIZAR:

En gran parte de los testimonios descubrimos que detrás de una vocación no hay vidas ideales, sin dificultades. Nos comparten experiencias tan duras como el suicido de un hermano y un padre, la muerte de un hijo de una monja que ingresó siendo viuda. De los testimonios más entrañables, el de la hermana Garbiñe que al poco de entrar en el monasterio le detectan un cáncer terminal

CON UNA MIRADA DE APÓSTOL:

Para Dios siempre es tiempo oportuno

Llama la atención cómo presenta varios testimonios de personas que han vivido una experiencia de encuentro con Dios (o el descubrimiento de su vocación) en edades tardías. Han llegado a la vida monástica después de haber vivido otras opciones, formas de vida, planteamientos, etc. En cualquier tiempo o edad Dios puede salir al encuentro y suscitar nuevas preguntas. Hay momentos clave, que leemos en clave providencial, y que nos pueden posibilitar cambios de rumbo y la posibilidad de encuentro con Dios a pesar de haber estado lejos de El.

Con respecto a esto, ¿qué destacarías del documental? ¿Qué te llamó la atención? ¿Vives la convicción de que toda persona es destinataria del encuentro con Dios y éste puede darse en cualquier edad, situación vital, momento, etc?

La necesidad de espacios verdes en las ciudades y en el corazón

La película inicia con la afirmación de que la sociedad experimenta un gran vacío. Nos distraemos con cosas y experiencias, pero no nos sacian. El ritmo de vida que llevamos habitualmente, nos impide parar y conectar con nuestras búsquedas más hondas. Una de las hermanas llega a decir que entiende que se perciba que su vida es inútil, tal y como lo entiende el mundo de hoy. Nos dice que los monasterios son algo así como los parques o los espacios verdes en el corazón de la ciudad, un pulmón que ayuda a respirar. Una de sus mayores aportaciones es que invitan a pararse y señalan el camino a lo esencial. 

¿Percibes a tu alrededor esta necesidad de parada, de contacto con la naturaleza, de vivir la vida desde lo verdaderamente importante? Como aprendiz de apóstol, ¿cultivas este equilibrio entre la acción y la contemplación? ¿Has descubierto la misión evangelizadora de la vida contemplativa?