La película nos presenta a Rudolf Höss, un comandante de Auschwitz, a su esposa Hedwig y a sus cinco hijos arios. Viven bajo los principios de la Liga Artaman, un movimiento alemán que defendía el regreso al campo y la pureza étnica. La película nos adentra en la vida cotidiana de esta familia, que se esfuerza por construir un hogar de ensueño. Nunca vemos más allá de las paredes que separan su hogar de Auschwitz.

POR QUÉ VER ESTA PELÍCULA:

  • Ganó el Oscar a la mejor película extranjera en 2024, por su excelente guión, adaptación libre del libro de Martin Amis
  • Por la forma en la que trata una realidad tan dolorosa y compleja, como es el Holocausto sin mostrar ninguna escena de violencia explícita.
  • Por la crítica que hace, tan aplicable a nuestra realidad hoy. La indiferencia y la complicidad con el mal no es algo ajeno a nosotros.

ESCENAS EN LAS QUE PROFUNDIZAR:

  • Fíjate en el contraste entre la casa de los Hoss, llena de luminosidad, y la nube de humo negro que sale de las chimeneas de los hornos crematorios. De un lado, el jardín que evoca un pequeño paraíso en la tierra; del otro, un infierno donde muere gente inocente.
  • Llega la madre de Hedwig. Ella le muestra orgullosa su hogar, y lo que ha construido. Es tan importante que ni el cambio de destino de su marido, la alejará de allí. En un momento dado, llega ropa de judíos que han sido ejecutados. Le da a la servidumbre algunas prendas y ella se prueba un abrigo de visón. Las cenizas de los muertos son el abono de las plantas. ¿Es posible construir a partir de la pobreza, la falta de dignidad y el desprecio a la vida de otros?

CON UNA MIRADA DE APÓSTOL:

Una denuncia del holocausto nazi

La película se suma a tantas otras que han tratado de retratar este hecho histórico, Glazer aporta una perspectiva novedosa. Nunca veremos los horrores que se dan al otro lado del muro del jardín. Sin embargo, los ruidos ambientales que se escuchan (gritos ahogados, sonidos de trenes, disparos, el zumbido  del incinerador… ) nos recuerdan lo que allí está sucediendo. La película nos muestra la vida cotidiana de los verdugos, presentándolos como personas normales, más cercanas a nosotros de lo que nos gustaría pensar. Viven ocupados por hacer crecer la familia, construir un hogar y vivir su micromundo con serenidad. ¿Qué conoces de este hecho histórico? ¿Qué situaciones siguen interpelando nuestra conciencia? ¿Cómo puedes implicarte más en situaciones cercanas donde pueda haber injusticia o abuso?

Elegir a lo que prestar atención y a lo que podemos ignorar

La familia Hoss es cómplice con sus decisiones, son conscientes de lo que sucede al otro lado, pero simplemente han logrado evadirse y desconectar. El director Glazer dijo en una entrevista a la CNN: “Para mí, ese muro es una manifestación de cómo compartimentamos el sufrimiento de los demás (y normalizamos el sufrimiento de los demás, hasta cierto punto) para proteger y preservar nuestra propia comodidad y seguridad”. La indiferencia es el pecado de omisión que interpela nuestra conciencia. La película termina trayéndonos a una época más actual. Varias mujeres limpian el suelo y las ventanas del Museo del Holocausto. Allí se dejan ver objetos personales de quienes fueron ejecutados en Auswitch. ¿En qué te interpela esta película? ¿Qué realidades cercanas prefieres quizá ignorar porque te comprometen, de hacen tomar partido, te sacan de tu pequeño micromundo de confort y bienestar? ¿Cómo romper a tu alrededor la indiferencia en la que nos hemos instalado y nos hace tan insensibles?