El 24 de noviembre se estrenó la película “Teresa”, de la directora aragonesa Paula Ortiz, y con la reconocida actriz Blanca Portillo haciendo de Santa Teresa. Se trata de una adaptación del texto “La lengua en pedazos” de Juan Mayorga

Blanca Portillo reconoce que Teresa “creó un mundo femenino y eso me sorprende, y más siendo monja. Sin duda fue una de las primeras feministas de la historia”. La actriz, que se reconoce no creyente, ha ensalzado la figura de la Santa Teresa y cómo su reivindicación en la Iglesia y la sociedad es muy actual.

De su experiencia metiéndose en el papel de la santa de Ávila, Blanca resalta: ”Yo no soy creyente pero tenía que encontrar un punto de unión espiritual que para mí significara de alguna manera lo mismo que para ella significó su amor a Dios. El único punto que encontré es mi propio amor a la profesión, que lo entendí como una dedicación vehemente y enfermiza y como un acto de fe“,

Blanca Portillo comparte cartel con Asier Etxeandia, que encarna el papel del inquisidor. La película quiere mostrar el juicio al que fue sometida por la Inquisición. A través de imágenes y metáforas poéticas la directora nos lleva a un lugar donde se encuentran la fe, la locura y lo sobrenatural. 

Compartimos palabras de su directora de esta adaptación de la vida de Teresa sin duda con una visión muy personal y original